Hacia el año 563 a.C., Lumbini vio nacer a uno de los personajes más reverenciados del mundo, Siddhartha Gautama, más conocido como Buda. Es por esta razón que Lumbini es peregrinado por infinidad de budistas de todo el mundo.