El Valle de Kathmandú es el auténtico Nepal, es un mosaico de terrazas cultivadas y pueblos medievales, templos centenarios y lugares sagrados, donde se vislumbran los picos del Himalaya. A parte de los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad como Patan, Bodnath y Bhaktapur, hay muchos más templos y pueblos newa de gran interés.